Las enfermedades transmitidas por vectores causan más de 700,000 muertes cada año. 

¿Pero qué son los vectores? Los vectores son organismos vivos que pueden transmitir infecciones entre humanos o de animales a humanos. Los vectores más importantes en esta ecuación son los insectos que se alimentan de sangre, ingiriendo microorganismos productores de enfermedades de un huésped que ya está infectado, ya sea humano o animal, comenzando así una cadena de transmisión a un nuevo huésped. Esto significa que un vector que es infeccioso puede transmitir el patógeno hasta el final de su vida por cada mordida que hace para alimentarse. 

Las enfermedades transmitidas por vectores son enfermedades humanas causadas por parásitos, virus y bacterias, transmitidas por vectores. Cada año se producen más de 700,000 muertes por enfermedades como la malaria, el Dengue, el Zika, el Virus del Nilo Occidental, la Esquistosomiasis, la Tripanosomiasis Humana Africana, la Leishmaniasis, la enfermedad de Chagas, la Fiebre Amarilla, la Encefalitis Japonesa y la Oncocercosis. 

Estas enfermedades son más comunes en áreas tropicales y subtropicales y terminan teniendo un mayor impacto en la población más pobre. Sin embargo, con la facilidad de transporte que existe hoy en día, los virus de África, Asia e Iberoamérica pueden alcanzar climas menos adecuados para la supervivencia de estos insectos. Este hecho, combinado con el impacto del cambio climático, que hace que los inviernos sean cada vez más calurosos, significa que los huevos pueden sobrevivir y que en el futuro podemos tener un riesgo creciente de infección en varios lugares del planeta. 

Fontes:
https://www.gatesfoundation.org/
https://www.who.int/